Alto Rendimiento

El deporte no forja el carácter, lo pone de manifiesto

Heywood Hale Broun

Ahora que están los juegos panamericanos en las noticias recordé que tengo algo pendiente:

Mi tío Luis fue con quien más conversaciones francas tuve de los hermanos de mi madre, era conocedor de los intríngulis de las mujeres, las fiestas y la pelea, tenía una simpatía natural y un carácter explosivo, más de una vez las discusiones que tenía terminaban en pelea, algunas veces defendiendo a un inocente pero muchas más sin razón aparente.

Y así fue como educó a mi primo, que heredó el cabello chino de la familia y la explosividad de mi tío; una vez mientras jugábamos con espadas de madera, partió una en mi brazo; además tuvo numerosos incidentes en la escuela, tenía cierto gusto por las peleas. ¿Quién iba a pensar que ese era su verdadero camino?

Comenzó a practicar lucha greco romana, un camino que lo llevó a obtener medallas, logros y reconocimiento, bueno al menos fuera de la familia, su madre siempre cuestionaba la utilidad de sus logros. Confieso que soy ignorante de los detalles de las competencias, deberían ser un orgullo familiar, porque se requiere disciplina, dedicación y compromiso; y todas esas cualidades son escasas en la familia. Lo admiro y nunca se lo he dicho, y creo que no hay muchos que se lo hayan dicho.

Cuando murió su padre dejó un hueco que él quiso llenar, no tenía la simpatía para hacerlo, pero descubrió que cuando bebía las inhibiciones bajaban y el pensaba que era simpático, parece que no fue suficiente así que añadió otros deshinibidores para aumentar su simpatía, hasta perderse completamente, con la familia de lado y viviendo solo. El destino final fue un lugar especializado para librarse de las adicciones, fue un camino largo y lleno de dolor.

El camino de la redención jamás es una línea recta, tuvo una recaída, que fue castigada por su madre tirando sus medallas, diplomas, trofeos; pensó que era el castigo adecuado para semejante falta. Lo único que logró fue insertar un dolor permanente y desaparecer las pruebas de sus triunfos.

No heredó la simpatía, pero en cambio tiene un mejor corazón y es mejor padre.

Este es solamente un breve reconocimiento.

Acerca de Brujo Postergado

Soy un brujo postergado, que se divierte interviniendo el universo.

Publicado el octubre 25, 2011 en Alcohol, Bebidas, Biografía, Familia y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. gracias primo no encuentro palabras para agradeserte me llena de emocion y se me hace un nudo en la garganta…..solo me resta decirte gracias muchas gracias……

  2. gracias primo me dejas sin palabras y con un nudo en la garganta…..es cierto en su momento no habia reconocimiento familiar y la verdad en ese tiempo lo anelava como no te imajinas…..haora ha llegado como excompetidor y luchador retirado y en buen tiempo y forma…..pero creeme q el q me acabas de hacer es para mi uno de los mas importantes en mi vida y lo llevare por siempre en el corazon…..gracias primo muchas gracias!…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.