Clásico de Octubre

El béisbol es el único lugar donde un sacrificio es verdaderamente apreciado.

Ayer me desvelé viendo el sexto juego de la serie mundial entre los Cardenales y los Rangers que terminó dramáticamente y dejó a todos emocionados. Durante el final del partido platicaba vía gtalk con mi querido amigo Mr. Now y prometí contarle el origen de mi gusto por el béisbol.

Ya le había contado a él que disfrutaba los juegos con mi padre, este vínculo surgió porque cuando era niño yo quería jugar béisbol, algo de lo que el me persuadió usando todos los medios posibles -no jugar fútbol era una afrenta familiar- y consiguió que cambiara de deporte. Tiempo después admitió arrepentido lo que hizo por disuadirme y se disculpó, esto nos unió mucho y cuando veíamos los juegos en televisión platicábamos de cosas personales, algo inédito hasta entonces.

El origen se remonta a mis 4 años, esta edad fue la última donde aún conservaba la inocencia e ingenuidad infantil, aún no decía groserías, creía en los reyes magos y no sabía nada del amor. Ahora me parece increíble haber estado en algún momento tan puro, por decirlo de alguna manera

En una de las visitas regulares a una tía que vivía en un edificio a una distancia conveniente de Río Churubusco, donde los padres se quedaban jugando dominó y hablando de cosas de adultos, mientras yo me quedaba al cuidado de sus 3 hijas -todas mayores que yo- que elegían dictatorialmente las actividades así que un día llamaron a su vecina Leslie: una pelirroja apenas unos meses más grande que yo. Y nos obligaron a jugar a los novios y darnos un beso, el primero.

En las siguientes visitas procuré que los juegos fueran en la calle -sí le saqué- ahí mis primas no salía pero Leslie brillaba, era con mucho la mejor jugadora, y no solamente porque estaba en mi equipo pero empezaba a crecer esa sonrisa interna una especie de calor ufano al ver que ella casi ganaba sola la partida, y por querer colaborar quise batear fuertemente, tanto que el bat salió volando y casi golpea al capitán del equipo contrario quien se encaminó inmediatamente a golpearme.

Y lo hubiera hecho si no hubiera recibido un certero golpe en la mandíbula, sí ella me estaba defendiendo y eso fue algo no volvería a ocurrir jamás, alguien peleando por defenderme, ¡y quién! A partir de ese momento decidí apoyar a su equipo favorito, no tenía que preguntárselo porque siempre traía una gorra puesta con la primera letra de mi nombre.

Su rudo comportamiento no se limitaba solamente al juego, no se conformaba con mandar a chingar a su madre a su progenitora, ella misma golpeaba a su abuela en algún ataque de furia. Los niños del barrio le tenían miedo, pero conmigo fue particularmente afectiva.

Mi tío enfermó y las circunstancias cambiaron y dejé de visitarla, no volví a verla hasta 10 años después en una posada en casa de mis abuelos.  Llegó acompañado a una de mis primas -la de enmedio- evidentemente transformada a los quince años. Con un suéter blanco que iluminaba la cara una mezcla entre Christina Hendricks y Emma Stone (les dejo los links para que no se gasten buscando) y un pantalón de lino que se ajustaba a la figura, una visión angelical.

No sé si fueron mis ojos que saltaron como en las caricaturas o la baba que estaba escurriendo pero mi prima tuvo que intervenir y sugerir “¿por qué no la invitas a bailar?” Y pues la invité pero en el peor momento: el momento tropical. Me dijo que no bailaba esa música – yo tampoco pero nomás por ella- entonces le digo que me diga la música que quiera, que yo hacía que el DJ la pusiera así tuviera que usar la fuerza,  me pidió algo de Police, la misión resultó un fracaso, nada del grupo -que no era bailable- maldición; regresé con la cola entre las patas.

Todo lo que pasó después con ella después pertenece a otra entrada.

Hoy veré el juego y lo disfrutaré sin importar el resultado, porque mis recuerdos asociados al juego siempre me hacen sonreír.

Acerca de Brujo Postergado

Soy un brujo postergado, que se divierte interviniendo el universo.

Publicado el octubre 28, 2011 en Adolescencia, Béisbol, Biografía, Deportes, Energía y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s