Posadas

Vida sin fiestas es como largo camino sin posadas

Demócrito de Abdera

Las primeras posadas las experimenté a la manera clásica, procesión y letanía, caminaban con la imágenes rezando mientras mi atención se enfocaba en conservar encendida la velita que repartían sin quemarme – siempre he preferido manejar el frío antes que el calor.

Ya después se era más interesante cambiarle algunas partes a los rezos y las letanías, -Ora por dónde en lugar de Ora pro nobis- o cualquier cosa para matar esa espera para la llegada de la la fiesta, muchos otros esperaban la piñata pero yo no.

Todo fue a partir de la primera posada cuando nos cambiamos de casa de mis abuelos y vivíamos en un departamento a unas cuadras, era la hora de la piñata y a formarse, ¡pero por estaturas!, pues yo era el último niño de la fila. Pasó mi primo Jaime que era al menos cuatro años mayor y no solamente rompió la piñata, sino mi bat que estaban usando a manera de palo, así que jamás fueron momentos de gran gozo.

Casi todas las subsecuentes piñatas me dediqué a recoger todo lo posible y cambiar las frutas conseguidas por cacahuetes o mandarinas, pero sin disfrutar la celebración porque invariablemente quedaba como el último de la fila, aunque dudo que la inspiración del nombre del grupo hayan sido las posadas.

Pero el tiempo se encargó de virar los intereses y de apagar las tradiciones, así que las celebraciones infantiles se transformaron en fiestas, cómo olvidar la primera donde apareció un ángel malvado de cabellos rojos con suéter blanco que resaltaba sus recién desarrollados pechos y castigó las elecciones mandándome al infierno sin escalas.

O aquella donde la piñata estaba rellena de botanas y cajetillas de Dalton 14, ese sí fue un botín disputado. El ron tenía ponche y los cacahuates ceniza. Coincidentemente ese día se poncharon 2 llantas del coche, no fue un accidente raro, en realidad ya se les veía el aire. El regreso de aquella colonia lejana de Iztapalapa fue mucho más lento, pero valió la pena.

En una calle escondida de la colonia Chimalistac a solamente una cuadra de Insurgentes, asistimos a una posada de colación, pero como nos pusimos a jugar con el perro de la dueña de la casa, pasamos a ocupar un lugar privilegiado en la fiesta, y fuimos comisionados a llenar la piñata, subirla y mover las cuerdas. ¿Cómo ser le fue a ocurrir confiar unos sinvergüenzas? La piñata estaba a la mitad, y toda la demás fruta en nuestro poder.

Y se acabaron las piñatas, pero no la alcoholescencia, y las todo empezaba el primer fin de semana de diciembre, era la fiesta de mi primo y luego el siguiente las preposadas, después el inicio formal del Guadalupe-Reyes. Todas las posadas, llegando en la madrugada junto con el lechero, apenas un par de horas de sueño y ya tenía que estar en la vendimia navideña, tenía que levantar el puesto y tener todo listo para las 9 de la mañana y en la casi noche de regreso para alistarse para la siguiente. La navidad familiar llegaba como un remanso sin bebidas espirituosas.

Y tiempo después volví a asistir a una posada casi-tradicional. No había procesión pero sí letanía pero los cantos de la piñata había cambiado de “dale, dale, dale, no pierdas el tino; mide la distancia que hay en el camino” a “ya le diste uno, ya le diste, ya le diste tres y tu tiempo sea acabó” ¿Será que el tiempo se había terminado? ¿Será que no habría más fiestas ya?

No, simplemente hubo cambios, afuera y adentro.

Nota: esto no tiene nada que ver con el grupo Posadas.

Acerca de Brujo Postergado

Soy un brujo postergado, que se divierte interviniendo el universo.

Publicado el diciembre 15, 2011 en Adolescencia, Bebidas, Celebraciones, Cerveza, Familia, Infancia, México, Ponche, Posadas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s