problemas domésticos

Antes de iniciar la labor de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu propia casa.

Proverbio

Los últimos días han sido una sucesión de eventos relativos a la administración de la casa. Primero fue cuando me avisaron que la lavadora no funcionaba, aunque evidentemente era un problema del interruptor no tuve otra opción que buscar ayuda profesional, que solamente atendía en horario comercial —de 9 de la mañana a 6 de la tarde— así que tuve que trabajar desde casa mientras esperaba su llegada, afortunadamente fue antes de la 1 de la tarde, pero solamente era para diagnosticar, si aceptaba el presupuesto iría al día siguiente, ni modo. Supongo que el apagador era carísimo porque salió en más de 150 dolarucos.  Pero la cosa no se detuvo ahí, luego empezó a salir más agua de la debida en una de las llaves del lavabo que por el momento está clausurada, luego siguieron unos focos fundidos que al cambiarlos con mis delicadas manos terminaron ligeramente perjudicados.

Una de las pocas desventajas de vivir solo es que tienes que resolver estos problemas tú, ahora dentro de un ambiente digamos desconocido, donde no tienes mecánicos, electricistas o talacheros de confianza, porque marchantes ya tengo. He preguntado las mejores opciones, pero siempre que escucho las respuestas me doy cuenta de que aprendo más del que responde que de su consejo, se dejan ver varias cosas a través de su respuesta, como que le hablen a su esposa para preguntar y luego confiesen que ellos no tienen ni idea.

Recibí comunicación de un amor previo, donde me platicaba sus problemas con la mudanza —también considerados domésticos aunque sea por el cambio de domicilio— esto por supuesto después de los famosos convencionalismos de ¿cómo has estado? ¿qué has hecho? o preguntarle por el baile o recibir comentarios acerca de la natación, pero ya para finalizar deslizó una información extra, supongo que para mantenerme al tanto: se mudaba con alguien más, yo musité un ok cuando en realidad lo que pasaba por mi mente era un “a mí qué chingados me importa” claro que en otro idioma se escucha diferente. Afortunadamente esos días fui premiado con visiones cautivadoras de una dama que, junto con una breve plática, me levantaron el ánimo, el espiritu y otras cosas.

Con ese ánimo febril decidí buscar a una conocida con la que bateo de emergente —el tercero en el orden al bat, hazme el favor— así que fue una combinación de fin de semana con comida que incluía mariscos —yo comí langosta— y una visita a ver Batman en IMAX. Entre ambos eventos ocurrió otro accidente, la ruptura de la base de mi cama que seguramente asustó a un vecino, afortunadamente en esta ocasión no se quejaron; esto me obligó a dormir en el piso —con todo y lo dicho en la entrada anterior— y al parecer la temperatura cambió drásticamente: de 28 grados bajó a 12 súbitamente lo que me agripó un poco. Tuve que usar el ingenio y la literatura para una solución temporal:

La última vez que fui a México fue en enero, olvidé ir a tramitar mi FEA digo mi FIEL y ahora no hablo de mujeres sino de las firmas electrónicas que requiere hacienda, también olvidé tramitar otro token en Inbursa, lo que sí hice fue renovar el de Banamex, pero además olvidé hacer un pago en esta última institución, por supuesto que ignoraron los años de puntual cumplimiento y se dedicaron a hostigar para recuperar la grandiosa cantidad de 800 pesos. El problema fue que le hablaron no solamente a los contactos registrados —la dirección que tengo registrada— también le hablaron a las personas que alguna vez les deposité y agregué su celular para que les informaran además de hablarle a la tía de mi ex-esposa porque alguna vez llegó mi recibo a esa dirección. Bueno pues recibí un mail de ella pidiéndome que no le marcaran a su tía y explicaba algunas circunstancias. Yo le contesté explicando brevemente lo que había ocurrido y diciéndole que ya había sido arreglado. Pero al parecer algo les falló porque cada 3 meses, cerca del fin de mes hablan de nuevo, y cuando les hablo se disculpan. Afortunadamente una de las registradas —Yess— es muy amiga mía y además trabaja en un banco así que ya los conoce. Además el hoy 2 de agosto es su cumpleaños así que sirva esta entrada también de felicitación. Bueno pues luego de recibir otro mail reclamando me descubrí preocupado por esta cuestión, pero luego de una reflexión me di cuenta de que parte del divorcio es también que ahora soy un extraño cualquiera, que no es mi problema aunque yo sea el causante indirecto, ya me tocó que hablaran a mi casa innumerables ocasiones por un deudor que yo no conocía y tuve que apechugar. Terminé bloqueando su correo  —ni modo— no voy a cargar más con los problemas domésticos de otra persona y mucho menos en ese caso que fue tan costoso romper ese vínculo. Confieso que me invadió un sentimiento incómodo que abordaré en una entrada posterior.

El martes que quería cenar algo me tocó una salchicha descompuesta, la última vez que me pasó fue hace mil añosn cuando iba con mi papá al deportivo Tulyehualco y compramos un hotdog cuyas salchichas estaban verdes por dentro por eso tuve  que ir a una tienda de gasolinería que es lo más cercano a un Oxxo por acá —porque además recién cerraron la tienda-panadería de la esquina— total que fui por un sándwich empaquetados y un par de botellas de agua mineral, al momento de pagar me hicieron ojitos unos cigarros de una marca que no voy a promocionar porque no había podido escribir nada pero finalmente me contuve. Al día siguiente ocurrió otra incidente, digamos la gota que derramó el vaso así que había decidido ir por unos cigarros y cuando llegué a la misma tienda ya se habían acabado, fue como una señal que me hizo más fácil contenerme y me dio la idea para esta entrada y me mostró que tengo que resolver algunas cosas para seguir avanzando.

No se alcanza a ver per justo al final de la gorra de la que acomoda los cigarros hay un lugar vacío ¿a poco no parece  el  uniforme del Oxxo? Hay días que extraño tanto mi ciudad.

Acerca de Brujo Postergado

Soy un brujo postergado, que se divierte interviniendo el universo.

Publicado el agosto 2, 2012 en Biografía, Brasil, Comida, Energía, México y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.