silencios insuperables (especial navideño)

La muerte ha restituido al silencio su prestigio hechizante.

Alejandra Pizarnik.

Ahora que es una época de regalos, los envoltorios están por todas partes debo reconocer que elvolver regalos nunca ha sido uno de mis talentos, recuerdo una navidad donde junté dinero para comprarle algún regalo a los diferentes miembros de la familia, incluyendo uno para mí incluyendo los utensilios necesarios para elnvolverlos, por lo menos gasté el doble de papel en terminar mi labor, no de la manera más elegante, incluso se podía ver mi regalo a través de algunos huecos del papel, claro que no importaba porque a leguas se veía que era un balón de americano. Esto no se repitió en muchas otras ocasiones, ya después los llevaba a envolver o pedía ayuda con alguien mucho más capaz, aunque alguna vez me encontré en dificultades en una tierra extraña tratando e engalanar un regalo, me parece que de manera infructuosa.

Tampoco soy muy paciente al abrir los regalos, la curiosidad me consume tanto que los tengo que abrir inmediatamente, sin tener mucho cuidado de la envoltura, algunas veces frenéticamente destruyo en elvoltorio, que quizá sea parte del regalo. Tal vez envolver sea algo es muy parecido a guardar silencio, es como mantener algo fuera de la vista o conocimiento de los demás como tener algo guardado que es susceptible de ser descubierto. Y una de las cosas que más anhelo es descubrir secretos, abrir la puerta a algo desconocido como si eso fuera a revelarme finalmente una solución, la solución.

Mi mente volátil no toma muy bien ese silencio, siempre busca todas las alternativas posibles, y tiene tendencia a estacionarse en las peores, quizá con la precaución de que será menos decepcionado de esa manera, pero la verdad es como un juego morboso que no se detiene, adictivo y bizarro. Parece que la violencia que se supone es el silencio se puede tornar aún peor en mi mente, la famosa ley del hielo se puede aún tornar más afilada, este efecto se ha aplicado ya en el cine cuando el terror se basa en lo que no se muestra.

Y si las mujeres tienen fama de hablar mucho cómo es que me tocan las que deciden callarse, seguramente son los misterios por ser develados lo que me atrae, aunque yo haya pensado que de eso me di cuenta después, siempre hay señales a la vista que deberían haber sido pista suficiente -al menos para mí que me gusta leer los signos- pero actuaba cegado por mis propias creencias distorsionadas, por ejemplo la primera vez que le declaré mis sentimientos a mi x pidiéndole otro tipo de relación lo único que recibí fue un insufrible silencio que terminó con mis palabras ofreciéndole una salida, y esos silencios se convirtieron, ya casados, en una especie de campo minado que cada uno llenó con los propios pensamientos que muchas veces se alejaban notablemente de la realidad.

En circunstancias desfavorables los resultados pueden ser aún peores, si estoy en posición de ser el confort de una persona que tiene otra relación, u otras porque soy el tercero en el orden al bat, por mucho que me alegre su intermitente presencia y que sepa que algunas veces la cobijen brazos de alguien que escogió por razones que me escapan -quizá no tanto- nada de eso tiene el mismo alcance en mi interior como su silencio, porque eso pone en juego no solamente lo que pasa sino toda la gama de posibilidades, que se multiplican los jueves. No necesito ser brujo, aunque lo sea, para saber que es mejor cambiar esto.

En un momento pensé en revertir esta tendencia guardando silencio, quizá nada más para probar que también puedo guardar silencio. Pero lo que en realidad tengo que callar es mi febril mente, dejar de interpretar, retorcer y construir todos los escenarios imaginables.  Dejar de lado este vicio frenético que solamente me mantiene distraído de mis prioridades, dejar de buscar respuestas en el silencio y empezar a construir mis propios escenarios de la forma en que quiera. Y por supuesto dejar que alguien más envuelva mis regalos.

DSC04850

Acerca de Brujo Postergado

Soy un brujo postergado, que se divierte interviniendo el universo.

Publicado el diciembre 25, 2012 en Amor, Biografía, Familia, Infancia, Navidad y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s