Archivos Mensuales: abril 2013

tránsito lunar

Un loco enamorado sería capaz de hacer fuegos artificiales con el sol, la luna y las estrellas, para recuperar a su amada.

Goethe

Regresé a mi amada ciudad luego de más de un año sin ser cobijado por su inmensidad, encontré algunos espacios que aún no tienen historias impregnadas en mi memoria como la línea 12 del metro en la que estos días será mi transporte hacia el trabajo desde el cual veo una cantidad caminos nuevos rodeando a la torre de petróleos.

Fui recibido con mucho amor —con un par de excepciones— me he sentido un poco abrumado y con falta de tiempo para hacer todas las demostraciones afectivas que quisiera. Incluso la ínfima convivencia que he tenido con mi ahijado porque casi todo el tiempo de sus escasos meses de edad he estado a muchos kilómetros no ocasionó que me rehuyera. También recibí con gran alegría y sorpresa el cariño de Tania —hija de mi nucleomante amigo— así como con las demostraciones de mis primos y tíos.

Este cambio momentáneo de hemisferio ha desatado una proceso de Las constelaciones son un diferencia sutil, en el hemisferio sur veo a sirius, que representa al estado de Minas Gerais en la bandera de Brasil —aún tengo que averiguar la razón de esta correspondencia— de este lado está el cinturón de orión  aunque la luna sea la misma.

Tengo que aceptar que no tendré tiempo para hacer todo lo que quisiera o probar los platillos añorados, hablar con los amigos, visitar a la familia. La frugalidad del tiempo es harto conocida. Si bien ya comí escamoles, nopales, flor de calabaza, tuétano y tacos pero seguro hay cosas que no probaré.  El tiempo nunca es suficiente para satisfacer todos mis deseos o saciar todas mis curiosidades. Afortunadamente me acordé de mi tiempo en la academia —no hablo de programas dominicales sino de sistemas dinámicos— y aquello que aprendí me tranquiliza:

Todos los estados son transitorios.

FuenteDePetróleos

hacer las maletas

El que emplea demasiado tiempo en viajar acaba por tornarse extranjero en su propio país.
René Descartes

Odio empacar, bueno quizá no es tanto el odio como la incapacidad de hacerlo apropiadamente, durante mi infancia, alcoholescencia y jumentud no fui más lejos que unas horas a la redonda el Distrito Federal.

Uno de los primeros viajes fue hacia Chihuahua, muy pocos días así que el equipaje no fue un problema, ni siquiera necesitaba que la ropa llegara en estado adecuado. Conviene señalar que el planchado —de ropa— es la única actividad doméstica que no consigo ejecutar con control de calidad mínimo.

Los primeros viajes relativos al trabajo fueron a Puerto Vallarta, Acapulco e Ixtapa Zihuatanejo respectivamente. Tampoco es que tuviera que cuidar especialmente el vestuario —una de las ventajas de mi línea de trabajo— creo que el primer reto verdadero fue cuando fui por primera vez a New York.

Ya estaba casado entonces, mi entonces esposa me ayudó a empacar, la verdad ella hizo todo, ahora sí necesitaba llevar camisas planchadas. Y esto se repitió todos los viajes subsecuentes, hasta el divorcio.

Mi primer viaje con este nuevo estado civil fue a Toronto y Nueva York, justo cuando los valores de ambas monedas se intercambiaban, mi amigo Felipe me había encargado un XBOX, y además encontré una librería de usado que tenía los libros ordenados, de regreso tuve que pagar exceso de equipaje, y en Nueva York, justo antes de salir para el JFK se rompió mi maleta, afortunadamente había una tienda justo cruzando la calle, compré una y regresé a guardar mis cosas que estaban en la calle.

Estuve a punto de ir a Moscú pero el viaje se cebó, demoró un poco de tiempo que volviera a viajar, pero luego del viaje a la inauguración del estadio omnilife comenzó mi peregrinar. Venía a Brasil por 3 semanas y regresaba el fin de semana a México, además entre esas idas y venidas se intercalaban visitas a Londres y Buenos Aires. Viví en hoteles cerca de 10 meses, tenía que usar las tintorerías de los hoteles pidiéndoles que doblaran las camisas par poderlas empacar. Afortunadamente tengo amigos, Gustavo es uno de ellos, que no solamente me ayudaba con la decoración de mi departamento sino con el equipaje, después recibí ayuda de Pepe quien resultó aún más eficiente, ya lo había visto acomodar las cosas en un refrigerador como si fuera tetris, solamente que no le hizo mucha gracia sobrepasar a Gus en esas habilidades.

En esta ocasión llevo una maleta extra, para los encargos.

reinas de belleza

La irregularidad, es decir, lo inesperado, la sorpresa o el estupor son elementos esenciales y característicos de la belleza.

Charles Baudelaire

La primera vez que tuve noticias del concurso de miss universo fue cuando se organizó en el Centro de Convenciones de Acapulco, y vi el concurso acompañado de mi madre, luego de entender de lo que se trataba mi pronóstico fue que ganaba la sudafricana, pronóstico que resultó cierto. Al año siguiente ocurrió lo mismo, ahora la sede fue en Australia y la ganadora, tal cual como lo anuncié fue Maritza Sayalero, que no solamente fue famosa por su matrimonio con Raúl Ramírez —el mejor tenista mexicano a la fecha— sino porque se hizo una cirugía en la nariz antes de participar en el certamen.  Por cierto ambos tenían anuncios de productos de cabello con W, Wella y Wildroot —no se saquen de onda—

Al final tuve una racha invicta adivinando la triunfadora, fue hasta la participante de Nueva Zelanda, en realidad esta es una referencia para explicar que, si bien tengo los elementos para entender los patrones mediáticos de belleza, no los comparto, Pero tener esta habilidad me permitió zanjar algunos inconvenientes con mi círculo de amistades tan propenso al escarnio. He recibido preguntas como: ¿a poco te gusta si es bien rara? ¿de dónde la sacaste? o cosas del estilo.

Creo que lo que más me gusta es lo que hace a una persona diferente, incluso las partes físicas que parecen ser una defecto, muchas veces son las características que más me gustan.Por ejemplo una espalda un poco más ancha de lo normal que se convierte en un campo fértil para las caricias cuando esta desnuda. Los senos pueden ser generosos o prácticamente inexistentes, pero lo mejor es que sean responsivos. Unas piernas cortas, apenas desarrolladas —con una forma infantil— se pueden tornar posteriormente en el principal motivo de excitación.

Una de las maneras de definir belleza es como las características que, al ser percibidas sensorialmente, producen bienestar (satisfacción o placer). Bajo este sentido la belleza depende principalmente de las habilidades sensoriales y los factores que produzcan placer, es algo completamente subjetivo; sin embargo, se existe una idea general de que se pueden determinar mediante consenso. Lo cual me parece una estupidez ¿para qué buscar ser iguales? Como quienes se operan la nariz, aumenta su busto o reducen su persona y que lo hacen buscando un absurdo ideal de belleza.

Tengo gustos particulares, supongo que todos tenemos gustos particulares, pero hay infinidad de cosas que pueden provocar tanto gusto como aversión. Como la voz, aún recuerdo a una CCHera con una voz inusitadamente sensual al grado de provocar casi una explosión orgásmica, una voz que era capaz de hacer olvidar su religión, sus amigos y sus. También un cabello hipnotizante puede compensar la supuesta falta de estatura. Claro que se puede destacar en más de una categoría como tener unas piernas infartantes y ser llamada una sexy fumadora avanzada —y esas no son mis palabras— tampoco eran mía aquella frase de ¡qué bien se ve de minifalda! Tampoco puedo olvidar a la prófuga de la prepa 9, cuya personalidad borraba cualquier imperfección que tuviera su piel —mucho tiempo después reparé en su trasero— y una sensibilidad mórbida combinada con locura es un poderoso imán. La fragancia que emite algunas pieles combinadas con unas fragancias comerciales —que no voy a revelar— podría hacerme caer en tentación. Y todo esto sin mencionar la música. Conforme voy recordando se dibuja una gran sonrisa, yo creo que sí tiene que ver con el placer.

Para ilustrar esa subjetividad menciono la vez que fui al estreno de la película X-Men, fui acompañado de mi compadre y del Chacalón al cinépolis Bucareli, al salir de la película y discutir el atractivo cada persona eligió una actriz diferente como la más bella.

Y lo que más disfruto es descubrir la belleza inherente a todas las personas que es justamente la parte que las define, hace únicas e irrepetibles.