días no tan padres

No ganamos porque perdimos

Ronaldo

El fin de semana pasado, fui a conocer el estadio Maracanã y el próximo fin voy a conocer el estadio de Belo Horizonte.La última vez que asistí a ver un partido de fútbol de la selección mexicana también fue un día del padre nada más que ya han pasado un número perfecto de años desde entonces. Los colores del equipo rival también eran coincidentes como los de los italianos, pero el resultado en aquella ocasión fue diferente.

También entonces tenía un padre con quien festejar aunque entonces no me prestaba demasiada atención, ahora casi todas mis figuras paternas han desaparecido, si además junto esto com las escasas posibilidades de tener hijos ocasionan que el festejo del día del padre se haya diluido demasiado. Lo que no quiere decir que lo olvide o no le preste atención, simplemente que no tengo a quién festejar ni por quién ser festejado. Entonces los resultados de la selección en esta tierra del fútbol no me afectan en realidad sin importar la burla de mis colegas, lo que sí me ha molestado es dolor lumbar herencia de un juego de fútbol que se agrava al hacer algunos movimientos inusuales pero que a alterado mis actividades.

Mi lavadora se descompuso y como no estaré fines de semana consecutivos no la podré reparar, además estoy reparando en que el costo de esta tercera reparación ya superará el costo de una nueva, quizá sea una señal de que debo cambiarla, pero tampoco tengo muchas ganas de tomar decisiones. Como la de comunicarme con una ex las semana pasada y googlear a un par más algo que no me trajo beneficios, solamente hizo que me lamentara literalmente.

El trabajo ha estado un poco más abundante que en general, mis posts en los blogs están atrasados, la música un poco ausente y el gran parte del tiempo fuera de foco, mis pertenencias andan se pierden y mi timing está ausente y muchas otras cosas no están de lo mejor pero lejos de ser una señal apocalíptica son los símbolos de que todo va a cambiar, ya estoy en la cuenta regresiva y todas esas cosas representan la resistencia al cambio, parece que alguna parte de mí que no desea cambiar, que está presa de la inercia, que se aferra como defensa quizá porque es otra forma de adiós, la única diferencia es que la despedida es de una parte de mí, hábitos, comportamiento, vicios, obsesiones y costumbres.

Acerca de Brujo Postergado

Soy un brujo postergado, que se divierte interviniendo el universo.

Publicado el junio 19, 2013 en Bebidas, Biografía, Brasil, Infancia, México, padre y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s