Intensidad

La vida es el conjunto de las fuerzas que se oponen a la muerte.

André Malraux

Desde muy temprano en mi infancia di muestra de esta imprudencia, intensidad y vehemencia. Salté en la cuna hasta conseguir saltar el barandal de madera que me separaba de la libertad –todavía ni caminaba la verdad— o cuando había pelea de andaeras, me encarreraba y chocaba contra la andadera de mi prima Alejandra, o la primera vez que me dieron de beber en un vaso de cristal, lo mordí y rompí.

Cuando iba a casa de mi bisabuela prefería jugar cartas con los mayores pero algunas veces jugaba con los niños y día con mi primo Martín, estábamos luchando de juego, el intentó hacer una llave Nelson por detrás, pero con un movimiento que juzgué leve lo mandé volando hacia el frente para terminar el juego, la verdad fue sin querer. Me gustaba salir a andar en bicicleta al camellón enfrente de la casa de mis abuelos paternos, patinar en la bici de mi tío Ricardo, una vez con tan mal tino que un pedazo de piel se me atoró en la cadena de la bicicleta arrancándolo y dejando una tira de piel descubierta. Lo único que se me ocurrió fue pegarla de con diurex, como era transparente pensé que nadie se daría cuenta. Un día regresando de la tienda con 5 cocas y un sidral intenté saltar un pedazo de excremento pero resbalé y caí de lado salvando las cocas pero enterrándome la botella de sidran en el brazo, además de que muchos pequeños fragmentos cayeron en mi boca. Todo fue justo frente al teléfono público, no faltó la pregunta inteligente ¿te caíste? pero los cristales me impidieron responder.

Cuando iba a casa de Chuchita jugábamos fútbol americano en la calle —tlaqueado— tradición que comenzó las madrugadas del año nuevo. Cuando recibía el balón no conseguían derribarme, incluso todo el equipo junto, hasta una vez que un primo del Stromberg —apodo derivado de la marca de electrónicos Stromberg-Carlson— ya mayor me agarró descuidado y me azotó sobre mi lado izquierdo, no me di cuenta que tenía dislocada la clavícula hasta que tiempo después sentía un dolor casi insoportable al armar el cubo de Rubik. Pero los juegos continuaron hasta que Poncho se descalabró —término científico—

Siempre me gustó investigar el funcionamiento de las cosas, y aunque podía entenderlo a la hora de reparar como por ejemplo los eliminadores de baterías, era tan importante evitar que se necesitaran pilas que intenté reparar uno, usando el cautín de mi papá según yo muy entendido, cuando quise probar su funcionamiento la descarga me sorprendió y derrumbó. Alguna vez al reparar algo de tubería me machuqué la palma de la mano con la parte de atrás de una pinza de presión, dejándome la palma morada, que luego de un rato juzgué insalubre así que me corté la palma para dejar que drenara la sangre alterando la mismo tiempo las líneas de mi mano. En otra ocasión que una astilla de metal quedó más de una semana mi mano derecha, hice una pequeña incisión —con la misma mano— para removerla. Un día, armando una PC mi dedo quedó atrapado entre las hendiduras para colocar las tarjetas de un gabinete no tan fino, saqué el dedo llevándome un pedazo de piel justo arriba de los nudillos.

Pareciera que siempre ando buscando accidentes —como mi amiga Azul— pero creo que sea descuido, por ejemplo solía —suelo— tomar las latas por el costado y la parte superior usando la fricción, muchas veces terminaba el contenido regado en el piso —muchas veces chocolate en polvo— o poner los recipientes justo en el borde del mueble y tirarlos para cacharlos con la otra mano. O detener los vasos con la boca para hacer algo con las otras manos, lanzar los platos para que den vuelta en el aire.

Pareciera que necesitara sentir que puedo caminar muy cerca del desastre quizá porque tengo que hacerlo.

Acerca de Brujo Postergado

Soy un brujo postergado, que se divierte interviniendo el universo.

Publicado el febrero 12, 2014 en Adolescencia, Biografía, Energía, Infancia y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s