tres bandas

Durmiendo en permanencia voluntaria, vendiendo en un billar filosofía, si ofrecen recompensa por mi vida ahí estaré.

Con el alma borracha – Real de Catorce

La carambola se juega con 3 bolas una roja y 2 blancas, cada bola blanca una de las cuales está marcada con un punto negro, el objetivo del juego es que tu bola toque las otras 2, claro que se puede complicar y exigir que se toquen 3 bandas antes de que el segundo toque ocurra. Después de ver un torneo que se organizó allá por inicios de los 70’s se hizo muy popular en mi corazón y yo inmediatamente supe que quería jugarlo. Durante mucho tiempo usaba la tapa de una caja de zapatos y 3 canicas, algo rudimentario pero era bastante divertido, no tenía tacos a escala pero me las apañaba con lo que se pudiera.

Poco después mi tío Luis me llevó a visitarlo, era uno que estaba en la calle Jorge Enciso, era de camino de la primaria a la casa de mi abuela, mi padrino siempre estaba jugando en su mesa, que daba a la calle, llegó a ser muy bueno, pero jugaba mucho carambola libre en lugar de ponerse retos. La primera vez que lo jugué fue en Oaxtepec, mi tío Pedro nos llevó a jugarlo, y como diría el gran Nabokov fue un doble arlequín, porque en ese viaje también fue la primera vez que me enamoré,  fue toda una experiencia de aprendizaje porque desconocía ese sentimiento, fue mi primo el chino el que me dijo, y yo me sentí avergonzado, como si hubieran descubierto un gran secreto. La potencia del sentimiento desató una tormenta (jamás he visto otra igual) que nos mantuvo varados en la terminal de autobuses como 5 horas. Este sentimiento puede ser difícil de controlar pero el impulso te puede llevar tan lejos como quieras, ya lo verás, os lo aseguro.

Pero el amor por el billar no decreció, a partir de esa edad (13) empecé a frecuentar asiduamente los billares alrededor del cruce de Ermita con el eje 3 Oriente, al principio tuve que jugar pool, y mis tíos junto con mi papá se turnaban para acompañarme, hasta que tuve edad suficiente para ir solo (15), solamente en una ocasión me han pedido identificación para entrar en algún lugar, bueno me pidieron porque ahora se ve difícil.

Luego iba con mis amigos Paco (de América yo soy), Chucho (pero si juego mejor que el king), Felipe (te hace escuadra), Héctor (vamos a la playa), Santiago (pitralfa humana), todos estos chistes locales son dedicados al Kaluris, quer era cliente habitual del billar donde asistíamos consuetudinariamente: la Academia de Billar Gabriel Fernández, situada estratégicamente en Xola y Xochicalco, como nota extra yo la placa quer tenía con el nombre de la calle de Xola era de esa esquina.

Asistíamos religiosamente, los viernes esperábamos hasta que el auto circulara e nos íbamos tendidos como bandidos para alcanzar a entrar antes de que lo cerraran, era un ritual en jugábamos y luego veíamos enfrentamientos épicos y muy divertidos, al salir pasábamos al Seven Eleven que está en la glorieta de Vertiz y Universidad para comprar unas papas y llenarlas del queso gratis quer era para los nachos —no alcanzaba para más— y acaso un refresco. Ese fue nuestro refugio por mucho tiempo.

El billar estaba atendido por don Hilario que nos echaba un ojo de vez en cuando y el coime Igor. después de algún tiempo ya éramos considerados de la casa, y nos dejaban permanecer en el local después de cerrar, y nos invitaron a la cena de fin de año y a la exhibición que dieron Don Gaby y Juan Navarra, justo donde tenían una foto de ellos en los campeonatos de antaño. Era como ver la historia de nuevo.

GFyJN

La cúspide de mi carrera billarística fueron 8 carambolas seguidas de 3 bandas seguidas y en una en particular los de la mesa de al lado aplaudieron.

Gabriel Fernández, ruega por nosotros

 

Acerca de Brujo Postergado

Soy un brujo postergado, que se divierte interviniendo el universo.

Publicado el octubre 1, 2014 en Adolescencia, Amigos, Amor, Biografía, Deportes, Energía y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Que emotiva narrativa!!!!. Soy Alberto el hijo de Don Hilario (qepd) y me encanto leer el nombre de mi padre. Gracias por considerarlo en tus años inolvidables.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s