valió la tarjeta madre

Si debbuging es el proceso de eliminar errores, entonces la programación debe ser el proceso de ponerlos.

Hace poco más de un mes, a unos días de salir de vacaciones y justo después de las 18 horas de Rio —post que será publicado enu un futuro cercano— era domingo y estaba intentando adelantar unos post para ir con calma a vacacionar pero el clima lluvioso del verano paulistano provocó no una lluvia torrencial seguida de una variación de corriente. El primer error fue dejar la ventana abierta, pero el segundo fue no secar adecuadamente mi mouse favorito —ni Mickey, ni Topo Gigio sino un sidewinder,— lo primero que noté fue que el cursor de la pantalla no se movía, así que busqué desesperadamente uno de los 4 respaldos que tengo no tan a la mano, no solamente dejé un desmadre sino que también dejé la computador encendida, una bajón de luz y no encendió de nuevo.

Hace no mucho tiempo esto hubiera una desesperación que me acompañaría hasta repararla, solía sentir una sensación de necesitar la computadora, de no poder estar demasiado sin tener acceso, era mucho más la idea que la necesidad, desatado una búsqueda frenética por una solución, muchas veces sin pensar la mejor opción, sino la más inmediata.

El mayor problema cuando deja de funcionar la tarjeta madre es que no se pueden diagnosticar los demás componentes, porque todo está conectado a ella. La tarjeta  madre de una computadora es una placa con un circuito —sin payasuitos ni elefantuitos— que integra todos los componentes de la computadora, no es lo más caro pero es indispensable.

Decidí posponer la reparación hasta el término de las vacaciones, olvidarme un rato, limpiar un poco mi sangre del componente informático. recibir un poco de mar y sol, concentrarme en lo que estaba pasando a mi alrededor, enforcarme por completo en lo que se me presentaba frente a mí.

Al finalizar las vacaciones tuve una visita a Santa Ifigênia, que es el equivalente de la plaza de la computación por acá, a darme una vuelta e intentar comprar lo mínimo necesario para reparar la PC —la visita a estos lugares es muy tentadora— el único extra que compré fue un desarmador philips porque el mío está perdido entre demasiada basura tecnológica que tengo que limpiar tan pronto como sea posible.

El único detalle que no revisé fue que la tarjeta estaba diseñada para windows 8 —#EpicFail— si bien arrancaba y el BIOS funcionaba a la hora de arrancar Ubuntu 14.10 64Bit ni los puertos USB ni la tarjeta de red funcionaban, la ventaja es que bajo Linux se puenden buscar soluciones alternas —siempre divertido para mí— entonces luego de que logré arrancar de nuevo tuve que reinstalar todo.

Fue muy bueno que haya tomado vacaciones porque de otra manera hubiera sido incluso tedioso, ahora fue mucho más divertido, como antaño.

 

 

 

Acerca de Brujo Postergado

Soy un brujo postergado, que se divierte interviniendo el universo.

Publicado el febrero 19, 2015 en Carnaval, General y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.