El Ángel

Un ángel dentro de mí que no cree en la muerte ni en el fin su locura lo puede salvar.

El Ángel – Santa Sabina

Esto escribía cuatro años atrás un poco antes de iniciar con este blog, antes de conseguir morada por estos lares:

Se murió Rita Guerrero y esto me llenó de tristeza, y derramé algunas lágrimas y no fue porque mi pensamiento volara hacia alguien, fue porque me acordé de mí.

Y tal vez fue porque Santa Sabina apareció en mi vida a finales de los 80, cuando ya habían pasado esos sábados de conciertos en el deportivo casa de la chingada donde siempre aparecía una razzia que terminaba los conciertos. Ellos se presentaban en el LUCC en la calle de Perpetua casi esquina con Insurgentes los martes que no había cover, en ese lugar las columnas estaban acolchonadas que amortiguaban el rudo baile de slam que hacíamos cuando tocaban “Chicles” y con el final de “Yo te ando buscando”

O la imagen de un concierto masivo en CU, donde se juntaba dinero para mandarle petróleo a Cuba, fue en las islas, haciendo honores abrieron los Nakos, después tocó Santa Sabina, seguidos de Caifanes, La Maldita Vecindad y cerrando Euguenia León (!), todo eso lo ví con Felipe tras el escenario.

También influyó que en septiembre del 89 fuimos a un concierto en privada Lago, cerca del metro Nativitas, ya veníamos servidos y un LTD negro se paró a amenazarnos con una pistola, pero huyeron ante los desfiguros de Paco que terminó en el suelo. Pasamos frente a una reunión de AA blandiendo una botella de bacardí blanco ofreciéndoselos y burlándonos de su negativa, La misma botella la escondimos en la base de un poste de luz que no estaba cerrada. No teníamos para la entrada así que Chucho tuvo que dar su cadena, ya dentro escuchamos a Splash y a Santa Sabina conseguimos robar un par de cervezas y nos dirigimos a una fiesta, donde tocaron unos cuates, todavía recuerdo que la letra de “Killing an arab” fue “Standing on the beach with a gun in my manos”. Después de terminada la música la fiesta continuó, pero Octavio me pidió que lo acompañara a dejar a Liz y Dioné, tomamos un Volkswagen rojo prestado y nos enfilamos a Canal del Norte, pero una de las llantas no aguantó todo el trayecto y nos quedamos varados en la Doctores, la sorpresa fue que el gato no servía, algo que hubiéramos podido solucionar, pero lo peor era que la llanta de repuesto estaba desinflada así que nos arreglamos para empujarlo hasta una gasolinera y medio inflar la llanta, y así llegamos a la calle de mayas donde Liz llamó para que fueran por ella y nos quedamos escuchando las desventuras de Nina con Aarón me parece. Llegaron por ellas y se las llevaron sin ofrecernos ayuda así que emprendimos el regreso como pudimos, todavía alcanzamos algo de la fiesta antes de que el sol la terminara.

Me resulta emotivo que todavía alcanzaran a traslaparse con algo de mi psicodelia, y llegaran justo antes de mi primera mutación, en la que el amor me abarcara y comenzara a pasar casi todo mi tiempo alrededor de mi amada universidad donde los carteles de sus conciertos abundaban, Rockotitlán, el LUCC, el Bar 9. Y por mi asidua asistencia al cine los vi aparecer en la película Ciudad de Ciegos.

Y cómo no recordar el concierto lleno de tantas bandas en el espacio escultórico que empezó cerca de las 10 de la mañana y acabó a las 4 de la mañana, donde vestía de blanco, llevaba flores y me acompañaba Natalia.  Después hubo una marcha por Reforma para acaba frente a la embajada estadounidense, caminar rodeado de personas que de alguna manera comulgan por una causa o al menos se ofenden por el el comportamiento del presidente Bush sr. Y después los zapatistas y tantos conciertos pagados con bolsas de arroz.

Y las cosas cambian, fue una mezcla de sentimientos no tener para pagar la entrada a verlos, al menos eso significaba que les iba mejor, había más gente queriéndolos ver, paralelamente me iba desmoronándome poco a poco, en tantas partes que ni tres terapias –personal, grupal y de pareja– alcanzaban a juntar el rompecabezas. Y su período sin disquera coincidió con un pasaje oscuro que algunos me vieron transitar, que me dejó una piel acerada y un corazón a prueba de balas.

Las lágrimas pueden provenir de ese mar adentro de la sangre que estuvo dormido, y que solamente mediante un punto de quiebra, como la huelga, despertó y que terminó por alejarme de la universidad principalmente pero de muchos otros lugares y me lanzó por caminos diferentes, algunos virtuales, gracias a los cuales encontré a tantas personas.

Pudiera ser una repetición porque hubo un concierto en el zócalo, contra la guerra de Irak donde todos lanzaban incordios contra Bush, ahora jr. En esa ocasión esperé al final y me firmaron mi disco Espiral y hablé un poco con ellos. Los tiempos cambian pero siempre hay causas alrededor.

Me parece que lo que me hizo llorar fue pensar que ya no era joven, que llevo algunas cosas irreversibles a cuestas, que “No me alcanza el tiempo”, que ese Ángel que ahora nos abandona se está terminando de llevar algo precioso; que ya no recorreré las calles de mi amada ciudad en las noches, que estoy lejos de mi alcoholescencia prodigiosa y sin aquel abanico de caminos que se bifurcaban.

Pero eso no es cierto, si algo he aprendido recientemente es que uno decide el camino, y que voy a seguir buscando, que ahora estoy en un lugar nuevo a punto de alcanzar los 40 y hay muchas cosas que quiero hacer, que sigo descubriendo música que me alimenta, y libros y películas y sobretodo personas. Jamás voy a cansarme de aprender, de descubrir lo hermoso de este universo, de interpretar los signos que se me presenta a cada día, lo que he vivido me formó y por eso lo escribo, que estoy construyendo mi vida de nuevo, que hay otra infinidad de posibilidades futuras, que tengo una ciudad por conquistar y que voy a empezar ahora.

Acerca de Brujo Postergado

Soy un brujo postergado, que se divierte interviniendo el universo.

Publicado el marzo 12, 2015 en Biografía, Música y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Anecdotas de la adolecencia y uno ni se entera buenos recuersos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s