los otros

Siempre es mejor que la gente hable cara a cara, con el corazón en la mano. De lo contrario acaban surgiendo malentendidos. Y los malentendidos, ¿Sabe?, son una fuente de infelicidad…

Crónica del pájaro que da cuerda al mundo – Haruki Murakami

Casi al terminar el año 2000 iba en la línea 3 del metro platicando y me bajé en guerrero para conocer las instalaciones de la línea B del metro, durante el trayecto la plática giró en torno a mi necesidad de tener que asegurarme que las personas que me preguntaban cosas estuvieran interesadas genuinamente por lo que sentía antes de responder, que eran dignas de escuchar mis secretos, mi interlocutora me convenció de ser más abierto, de dejar al descubierto mi persona y confiar en los demás, es curioso porque pensé que era amiga mía pero tiempo después descubrí que no lo era, no solamente intentó convencer a mi ex que no se casara conmigo sino que jugó un papel importante en el rompimiento y en los acuerdos post nupciales, ya que yo estaba convencido de que sería una juez imparcial,  pero me agandalló y me quedé dolido y sentí traicionado, pero la verdad es que siempre cada quien ve sus propios intereses.

Tal vez sea yo muy ingenuo al pensar que los demás puedan actuar de otra forma, pero haciendo un recuento eso pasa tantas veces:

Como pedir ayuda para subir una cama porque la mudanza la dejó en la entrada de la casa, cuando en verdad fue para quedarse el dinero de la propina, yo trabajaba sin propina, u otra mudanza un librero de madera de verdad de esos del CREA, que no les importa soltar y dejármelo caer porque mis brazos no se fracturan. O hacer un trabajo sobre Frida Kahlo mientras la otra persona anda de fiesta, o de alguna otra materia y otra fiesta; o algún trabajo sobre el barroco mexicano cuyo agradecimiento fue una crítica a la fuente usada en la impresión.

También existe el caso de los halagos privados luego de pedir favores, pero que a la hora del reconocimiento público el premio va para otra persona, algún familiar o alguien con el que tenga que quedar bien, porque siempre quieren quedar bien con los que temen son menos accesibles, es conveniencia se agachan frente al, según ellos, poderoso. Y parece que una palabra amable o un una palmada en la espalda o hasta un apodo que uno no aprecia es suficiente para o ponen los cigarros una vez y lo cantan por varios años, o los préstamos, tengo un escrito firmado donde una persona se compromete a pagar el dinero que presté para un viaje, sabiendo lo que pasó después me salió barato confiar.

Quizá lo peor de todo es que no tengan los huevos —como paréntesis cultural la mujer tiene más huevos, porque el hombre tiene 2 testículos y la mujer tiene 2 o varios— para decirte las verdades de frente, porque a veces prefieren triangular o mandar indirectas, es cansado recorrer el mismo camino tantas veces, ayudar e incluso recibir quejas y reclamos cuando uno hace algo por el bien de los demás.

A veces estoy hasta la madre.

Image4

 

 

Acerca de Brujo Postergado

Soy un brujo postergado, que se divierte interviniendo el universo.

Publicado el junio 25, 2015 en Amigos, Biografía y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s