Equinoccio

Morir, y joven: antes que destruya/el tiempo aleve la gentil corona;/cuando la vida dice aún: soy tuya,/aunque sepamos bien que nos traiciona.

Manuel Gutiérrez Nájera

Durante el equinoccio vernal el sol se encuentra sobre mi cabeza al medio día, el primer punto de libra completamente opuesto a mi signo, supuestamente el calor debería disminuir y las hojas caer. aún llueve y el año entra en la recta final.

Estos son símbolos del cambio, todo tiene un ciclo, todas las cosas mueren, pero esas muertes son solamente comienzos, las leyes de conservación de la energía nos dicen que todas las cosas en el universe son como un ave fénix, con la salvedad de que va cambiando de forma.

Algunas veces los apegos nos impiden dejar el libre flujo de esta transformación, ese miedo al cambio que se manifiesta como un deseo de control, cuando no controlamos nada, ese deseo de asirse a una idea, persona, cosa, situación intentando evitar el cambio.

Las cosas cambian, lo querramos o no, no podemos detener en caambio, lo que hacemos frente a él es lo que nos define. Todas esas cosas que nos mueven el piso son enseñanzas —muertes, accidentes, enfermedades, divorcios, separaciones, cambios de residencia o trabajo— no son casuales, nos muestran un camino.

El fuego es un instrument claro de transformación. Pero ya nadie quema sus naves.

 

 

Acerca de Brujo Postergado

Soy un brujo postergado, que se divierte interviniendo el universo.

Publicado el septiembre 23, 2015 en Energía, Salud. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s